2 de junio de 2015

 
PENTECOSTÉS
 
 
 
TROPARIO
 
Bendito eres, oh Cristo Dios nuestro, que manifestaste a los pescadores como sabios, enviándoles al Espíritu Santo, y por medio de ellos atrapaste en sus redes a todo el universo, oh amante de la humanidad, gloria a Ti.
 
 
 
CONTAQUIO
 
 Cuando descendió el Altísimo, confundió las lenguas, dividiendo a las naciones; pero cuando distribuyó las lenguas de fuego llamó a todos a la unidad, por eso todos al unísono glorificamos al Espíritu Santísimo.