Ir al contenido principal

Entradas

Mostrando entradas de marzo, 2012
“La Santa Escala” de San Juan Clímaco

I. Renunciación. II. Desapego. III. Verdadera Peregrinación. IV. Bienaventurada Obediencia. V. Penitencia. VI. Recuerdo de la Muerte VII. Aflicción Purificadora. VIII. Mansedumbre. IX. Resentimiento. X. Maledicencia. XI. Locuacidad y Silencio. XII. Mentira. XIII. Pereza. XIV. Gula. XV. Castidad. XVI. Avaricia y la Pobreza. XVII. Insensibilidad. XVIII. Sueño, y la Oración en Comunidad. XIX. Vigilias. XX. Pusilánime. XXI. Vanagloria y sus Múltiples Formas. XXII. Orgullo. XXIII. Blasfemias. XXIV. Simplicidad. XXV. Humildad. XXVI. Discernimiento.  XXVII. Hesychía.
XXVIII. Oracion. XXIX. Impasibilidad. XXX. Caridad, Esperanza y la Fe.





CUARTO DOMINGO DE LA SANTA CUARESMA

 DOMINGO DE LA CONMEMORACIÓN DE NUESTRO  PATRÓN SAN JUAN CLÍMACO

Tropario
Con los arroyos de tus lágrimas, fructificaste el desierto infecundo, y con los suspiros desde los profundos, con tus esfuerzos, diste frutos cien veces más. Te has devenido en astro del universo, resplandeciendo por los milagros. Oh nuestro Piadoso Padre Juan; Intercede, pues, ante Cristo Dios, que salve nuestras almas.  
¡MEMORIA ETERNA AL PRIMER SACERDOTE ORTODOXO PUERTORRIQUEÑO!

Por
Á. M. Nieves-Rivera

Por la gracia de Dios tuvimos la oportunidad de conocer y compartir brevemente en sus últimas semanas de vida con un sencillo y polifacético hombre, de quien mucho se ha dicho más nunca conoceremos los pormenores de su vida en su totalidad.  El nombre de pila de Padre Pedro fue Pedro Tomás Pérez Nazario (nació un 22 de diciembre de 1932 y falleció un 22 de febrero de 2012) y fue tonsurado sacerdote de la Iglesia Católica Apostólica Ortodoxa un 30 de abril de 1972 en Bayamón, Puerto Rico.  Aunque retirado del sacerdocio, Padre Pedro fue un buscador de la verdad y como San Lazaro vivió en la pobreza en medio de la pomposa  Área Metropolitana.  Fue el Padre Juan Carlos Ríos (Misión de la Santa Protección de la Theotokos, Kissimmee, FL) quien por primera vez nos trajo a nuestra atención la historia olvidada de este caballero, de quien muchas historias existen más pocas se conocen.  De entre sus atributos se …

TERCER DOMINGO DE LA SANTA CUARESMA

DOMINGO DE LA VENERACIÓN DE LA SANTA CRUZ

Tropario
Salva, Señor, a Tu pueblo y bendice a Tu heredad, concediendo a los Cristianos Ortodoxos, la victoria sobre los enemigos y protege, por Tu Cruz, a Tu comunidad. 




SEGUNDO DOMINGO DE LA SANTA CUARESMA

DOMINGO DE SAN GREGORIO PALAMÁS
“Arzobispo de Tesalónica”


Tropario
¡Oh astro de la Ortodoxia! Firmeza de la Iglesia y su maestro; Hermosura de los ascetas y su adorno, irrefutable campeón de los teólogos, Gregorio el milagroso, orgullo de Tesalónica y predicador de la Gracia; Intercede, en todo tiempo, por la salvación de nuestras almas. 

Domingo De La Ortodoxia

Tropario
Nos prosternamos ante Tu Purísima Imagen ¡Oh Bondadoso! Suplicándote el perdón de nuestros pecados, ¡Oh Cristo Dios! Porque, por Tu propia Voluntad, aceptaste ascender por el cuerpo, a la Cruz, para salvar de la esclavitud del enemigo a los que Tú habías formado. Por consiguiente, con agradecimiento, Te exclamamos: “Habías llenando a todos de alegría ¡Oh Salvador! Porque Tú has venido para salvar al mundo.”   




Triunfo De La Ortodoxia

Sinódicon
Decreto del Séptimo Concilio Ecuménico, en defensa de la Fe Ortodoxa
Como los Profetas proclamaron, Como los Apóstoles enseñaron, Como la Iglesia lo recibió, Como los Maestros dogmatizaron, Como el Universo estuvo de acuerdo, Como la Gracia iluminó, Como la Verdad fue revelada, Como la mentira desapareció, Como la Sabiduría presento, Como Cristo otorgó,
Pues nosotros declaramos, Pues nosotros acertamos, Pues nosotros proclamamos Cristo nuestro verdadero Dios Y honramos Sus Santos,
En palabras, En escritos, En pensamientos, En sacrificios, En iglesias, En santos iconos.
En una mano, adorando y reverenciando a Cristo como Dios y Señor. Y en la otra mano, honrando y venerando Sus Santos como verdaderos siervos del mismo Señor.
Esta es la Fe de los Apóstoles. Esta es la Fe de los Padres. Esta es la Fe de los Ortodoxos. Esta es la Fe en la que el Universo fue establecido.