Ir al contenido principal

Entradas

Mostrando entradas de febrero, 2013

EL TRIÓDION

EL “PENITENCIARIO” CUATRO DOMINGOS anteriores al Inicio de la Cuaresma:
24 de Febrero 2013 - PRIMER DOMINGO DEL TRIÓDION Domingo del Fariseo y Publicano, (La Humildad)  
3 de Marzo 2013 - SEGUNDO DOMINGO DEL TRIÓDION Sábado de los Difuntos (Nuestros Padres y Hermanos Cristianos Ortodoxos que durmieron en el Señor desde los siglos.) Domingo del Hijo Pródigo, (El arrepentimiento y la esperanza en la misericordia de Dios)
10 de Marzo 2013 - TERCER DOMINGO DEL TRIÓDION Domingo de la Abstinencia de Carne, (Tener presente el día del Juicio) 
17 de Marzo 2013 - CUARTO DOMINGO DEL TRIÓDION Domingo de la Abstinencia del Queso, (Domingo del Perdón)  

LA PRESENTACIÓN DE NUESTRO SEÑOR,  DIOS Y SALVADOR JESUCRISTO  Tropario
Salve, Oh virgen Madre de Dios Llena de Gracia, porque de ti apareció brillando el Sol de la Justicia, Cristo nuestro Dios, alumbrando a los que están en las tinieblas. Regocíjate, Oh Justo Anciano, que recibiste en tus brazos al Redentor de nuestras almas, que nos otorgó la Resurrección.
Dios es la vida y la salvación de todos los seres dotados de libre albedrío; de los fieles y de los infieles, de los justos y de los pecadores, de los piadosos y de los impíos, de aquellos que están sometidos por sus pasiones y de aquellos que alcanzaron la impasibilidad, de los monjes y de los seculares, de los sabios y de los ignorantes, de los sanos y de los enfermos, de los jóvenes y de los viejos, y como la efusión de la luz, como la visión del sol, como la alternancia de las estaciones, a todos beneficia, ya que "Dios no hace acepción de personas" (Rom. 2:11). - San Juan Clímaco

Arrepentimiento

Cuando un hombre renace a la vida por la sabiduría divina, que siempre busca nuestra salvación, debe volver su mirada hacia Dios para escapar de la perdición, debe seguir el camino del arrepentimiento, practicar las virtudes contrarias a los pecados cometidos y esforzarse, actuando en Nombre de Cristo, para adquirir el Espíritu Santo que, en nuestro interior, prepara el Reino celestial. No es en vano que el Verbo dijo: "El reino de Dios está en medio de vosotros ... El reino de los cielos se obtiene con esfuerzo, y los que hacen esfuerzo lo arrebatan(Lk. 17:21, Mt. 11:12). Si bien los lazos del pecado mantienen al alma cautiva, impidiéndole con nuevas iniquidades volverse hacia el Salvador con perfecta contrición, todos aquellos que se hubieran esforzado por romper esos lazos, llegarán, finalmente, ante el Rostro de Dios, más blancos que la nieve, purificados por su gracia. "Luego vengan y discutamos - dice el Señor - Aunque sus pecados sean de un rojo intenso, se vol…
Cuán muchas son tus obras, oh Señor,  hiciste todas ellas con sabiduría. Salmo 103