Ir al contenido principal

Entradas

Mostrando entradas de junio, 2013

¿Qué queremos decir con la palabra "ORTODOXIA"?

Muy pronto luego de que la doctrina de Cristo comenzó a propagarse entre los Gentiles, los seguidores de Cristo en Antioquía comenzaron a ser llamados Cristianos (Hechos 11:26) La palabra "Cristiano" indicaba que aquellos que llevaban ese nombre pertenecían a Cristo: pertenecían en el sentido de devoción a Él y Su doctrina. Desde Antioquía el nombre de Cristiano fue esparcido a todos lados. Los seguidores de Cristo alegremente se llamaban a sí mismo por el nombre de su Maestro amado y Señor; y los enemigos de Cristo llamaban a Sus seguidores Cristianos para poner sobre ellos su voluntad enferma y odio que ellos respiraban contra Cristo. De todas formas, muy pronto apareció gente que, mientras se llamaban a sí mismo Cristianos, no era de Cristo en espíritu. Sobre ellos Cristo habló anteriormente. "No todo que Me dice Señor, Señor entrará en el Reino de los Cielos, sino aquel que hace la voluntad de Mi Padre, que esta en los cielos" (Mat. 7:21). Cristo profetizó tambi…
Pentecostés
El Espíritu Santo lo otorga todo: inspiró profecías, ordeno sacerdotes, enseño sabiduría a los iletrados y mostro a los pescadores como teólogos; y reunió a todo el concilio de la Iglesia. Oh Consolador, que eres consubstancial con el Padre y con el Hijo, gloria a Ti. (Idiomelo de las Vísperas de Pentecostés)
Una de las tres principales celebraciones hebreas era la de Pentecostés, cuyo mismo nombre señala al hecho, de que se celebraba al quincuagésimo día después de la Pascua. En este día se recordaba como los hebreos, después de salir de Egipto, al pie del monte Sinaí, ingresaron en una alianza con Dios y recibieron de Él diez mandamientos escritos en dos tablas de piedra. La celebración del Pentecostés coincidía con la finalización de la cosecha, por eso era esperada con especial alegría. Para celebrar esta fiesta, peregrinos de distintos países del amplio imperio romano llegaban en esta época a Jerusalén. Su número a veces podía superar el millón de personas, y entre ell…

Ascensión del Señor

Durante varias semanas después de Su Resurrección el Señor Jesucristo frecuentemente se aparecía a Sus discípulos y conversaba con ellos, preparándolos para su próxima misión apostólica. Finalmente en el cuadragésimo día, el Señor Jesucristo nuevamente se apareció a los apóstoles y les ordenó no alejarse de Jerusalén, pues precisamente allí debía descender sobre ellos el Espíritu Santo prometido por Él. Después de decir esto los llevó hacia el monte de los Olivos, que se encontraba hacia el oriente de Jerusalén. En la expectativa, de que algo importante debía suceder, comenzaron a preguntarle: "¿Señor, es este el tiempo en el que Tu restaurarás el reino de Israel?" Los apóstoles, así como la mayoría de los hebreos, esperaban, que el Mesías iba a ser un rey-conquistador, quien realizaría grandes cambios sociales, liberaría a su pueblo del dominio extranjero, y les traería gloria y prosperidad. A los apóstoles les parecía completamente lógico, que por cuanto el Señor resucitó d…