Ir al contenido principal

¿Qué queremos decir con la palabra "ORTODOXIA"?

Muy pronto luego de que la doctrina de Cristo comenzó a propagarse entre los Gentiles, los seguidores de Cristo en Antioquía comenzaron a ser llamados Cristianos (Hechos 11:26) La palabra "Cristiano" indicaba que aquellos que llevaban ese nombre pertenecían a Cristo: pertenecían en el sentido de devoción a Él y Su doctrina. Desde Antioquía el nombre de Cristiano fue esparcido a todos lados. Los seguidores de Cristo alegremente se llamaban a sí mismo por el nombre de su Maestro amado y Señor; y los enemigos de Cristo llamaban a Sus seguidores Cristianos para poner sobre ellos su voluntad enferma y odio que ellos respiraban contra Cristo.
De todas formas, muy pronto apareció gente que, mientras se llamaban a sí mismo Cristianos, no era de Cristo en espíritu. Sobre ellos Cristo habló anteriormente. "No todo que Me dice Señor, Señor entrará en el Reino de los Cielos, sino aquel que hace la voluntad de Mi Padre, que esta en los cielos" (Mat. 7:21). Cristo profetizó también que muchos se harán pasar por Cristo mismo. "Muchos vendrán en Mi nombre, diciendo Yo soy el Cristo" (Mat. 24:5). Los Apóstoles en sus epístolas indicaron que los falsos portadores del nombre de Cristo han ya aparecido en sus tiempos. "Como han oído que el Anticristo vendrá, incluso ahora hay muchos anticristos" (1 Juan 2:19).
Ellos indicaron que aquellos que se apartaron de la doctrina de Cristo no debían ser considerado de ellos. "Ellos salieron de nosotros, pero no eran de nosotros" (Juan I 2:19). Advirtiendo contra las reyertas y desacuerdos en asuntos menores (1 Cor. 1:10-14), al mismo tiempo los Apóstoles estrictamente ordenaron a sus discípulos huir de aquellos que no traían la verdadera doctrina (2 Juan 1:10). El Señor, a través de la Revelación dada al Apóstol Juan El Teólogo, severamente acusa aquellos que, llamándose a sí mismo fieles, no actuaban de acuerdo con su nombre, ya que en tal caso eso sería falso para ellos.
¿Qué utilidad tenía para los antiguos llamarse Judío, un seguidor de la verdadera fe del Antiguo Testamento, si uno realmente no lo era? Así llama la Sagrada Escritura a la sinagoga de satán (Apocalipsis 2:9).
En la misma forma un Cristiano en el estricto sentido es el que confiesa la verdadera doctrina de Cristo y vive en concordancia con ella. La designación de un Cristiano consiste en glorificar al Padre Celestial con la vida de uno. "Que tu luz brille ante los hombres, así ellos pueden ver tus obras buenas, y glorificar a tu Padre que esta en los cielos" (Mat. 5:16). Pero la verdadera glorificación de Dios solo es posible si uno rectamente cree y expresa su fe recta en palabras y hechos. Así la verdadera Cristiandad y por sí sola puede ser llamada "recta - glorificación" (Ortodoxia). Por la palabra Ortodoxia nosotros confesamos nuestra firme convicción que es precisamente nuestra Fe, la verdadera doctrina de Cristo.
Cuando llamamos a cualquiera o cualquier cosa Ortodoxa, nosotros por este hecho indicamos su no falsificada e incorrupta Cristiandad, rechazando al mismo tiempo aquello que falsamente se apropia el nombre de Cristo.
- San Juan (Maximovich)
Una Palabra a la Juventud
Y el hijo menor dijo a su padre, "Padre dame la parte de la herencia que me corresponde" (Lucas 15:12). La parábola del hijo pródigo es una lección para la juventud.

Vemos en el hijo pródigo la verdadera personalidad de la juventud despreocupada: frívolos, desconsiderados, apasionados por la independencia, en suma, todo lo que caracteriza a la mayor parte de la juventud de uno. El hijo menor creció en el hogar de sus padres y al llegar a la adolescencia notó que la vida en casa tenía restricciones. Pensaba que vivir bajo las reglas de su padre y la mirada de su madre no era placentero. Quería imitar a sus amigos que se entregaban a los agitados placeres mundanos. Y decidió: "Soy el heredero de una tierra rica. ¿No sería mejor que yo reciba mi herencia ahora? Podría administrar mi riqueza de manera diferente de la de mi padre". Así, el joven frívolo llevado por el engañoso esplendor de los placeres mundanos decidió separarse de la opresión de la obediencia, abandonando el hogar de sus padres.
Hoy en día, muchos se inspiran en similares impulsos y aunque no dejan el hogar de sus padres, ¿acaso no se apartan de la casa del Padre Celestial, de la obediencia a la Santa Iglesia? La sujeción a Cristo y sus mandamientos resulta difícil para las mentes inmaduras. Ellos imaginan que no es enteramente necesario seguir las peticiones de Dios y de la Santa Iglesia. Creen que pueden servir a Dios y al mundo al mismo tiempo, y dicen: "ya somos suficientemente fuertes para soportar las tentaciones destructivas. Podemos por nuestros propios medios mantenernos en la verdad y en la enseñanza. Permítenos mejorar nuestras mentes por medio del conocimiento. Permite que fortalezcamos nuestra voluntad entre las tentaciones. A través de la experiencia nuestros sentidos se convencerán de la maldad del vicio". Estos deseos no son mejores que el pedido del hijo menor a su padre: "Padre dame la parte de la herencia que me corresponde."
Hoy hay jóvenes inconstantes que no ponen atención en los mandamientos y sugerencias de la Santa Iglesia. Dejan de estudiar la palabra de Dios y las enseñanzas de los santos padres. Prestan su atención a la ‘sabiduría’ de falsos maestros, malogrando así la mejor parte de sus vidas. Van muy poco a la iglesia y cuando asisten se distraen, no escuchan con atención. No tienen tiempo para ser piadosos ni para la práctica de las virtudes porque están demasiado ocupados con fiestas, películas, etc. En resumen, se abandonan cada día más y finalmente parten a remotos destinos.
¿Cuál es el resultado de semejante separación de la Santa Iglesia? Ocurre lo mismo que con el hijo pródigo que deja la casa de sus padres. La frivolidad en los jóvenes ocasiona pérdidas de excelentes energías y del talento de sus almas y cuerpos muy rápido , malogrando para esta vida y la eternidad, todo lo que hicieron. Mientras tanto aparece una gran hambruna en la tierra — vacío y descontento, resultado de placeres salvajes. Surge ambición de placer que se intensifica aún más con la satisfacción de los placeres bajos y finalmente se vuelve insaciable. Con frecuencia resulta que el desafortunado amante del mundo recurre a la búsqueda de lo bajo y vergonzoso para agradar sus pasiones, al igual que el hijo pródigo, no vuelve a la trayectoria de la salvación , sino termina su ruina, temporal y eterna. 

- San Juan (Maximovich)
 

Comentarios

Entradas populares de este blog

¡MEMORIA ETERNA AL PRIMER SACERDOTE ORTODOXO PUERTORRIQUEÑO!

Por
Á. M. Nieves-Rivera

Por la gracia de Dios tuvimos la oportunidad de conocer y compartir brevemente en sus últimas semanas de vida con un sencillo y polifacético hombre, de quien mucho se ha dicho más nunca conoceremos los pormenores de su vida en su totalidad.  El nombre de pila de Padre Pedro fue Pedro Tomás Pérez Nazario (nació un 22 de diciembre de 1932 y falleció un 22 de febrero de 2012) y fue tonsurado sacerdote de la Iglesia Católica Apostólica Ortodoxa un 30 de abril de 1972 en Bayamón, Puerto Rico.  Aunque retirado del sacerdocio, Padre Pedro fue un buscador de la verdad y como San Lazaro vivió en la pobreza en medio de la pomposa  Área Metropolitana.  Fue el Padre Juan Carlos Ríos (Misión de la Santa Protección de la Theotokos, Kissimmee, FL) quien por primera vez nos trajo a nuestra atención la historia olvidada de este caballero, de quien muchas historias existen más pocas se conocen.  De entre sus atributos se …

Visita de un Antiguo Amigo

El 23 de abril de 2018 la Misión Ortodoxa San Juan Clímaco recibió la visita de Padre Timoteo Creemens, quien es sacerdote de la Iglesia Ortodoxa en América (OCA) en el estado de Pennsylvania. Esta visita fue bien significativa porque Padre Timoteo guió a la Familia Justiniano durante su jornada para entrar a la Santa Iglesia Ortodoxa hace más de 20 años atrás. Durante su estadía pudo disfrutar de la belleza de Puerto Rico y lugares históricos de San Germán y Viejo San Juan. El domingo 29 de abril Padre Timoteo cosirvió la Divina Liturgia junto a Padre Gregorio y hasta hizo el esfuerzo de hacer algunas exclamaciones en español. En la predicación, Padre Timoteo nos recordó que todos somos como el paralítico, siendo paralizados por nuestras pasiones. El exhortó a la comunidad a responder la pregunta que hizo El Señor al paralítico: "¿Quieres ser sanado?" También nos recordó que El Señor nos provee todo y solamente tenemos que responder a ese llamado.


Al finalizar la Divina Lit…

Semana de la Pasión

SEMANA DE LAPASIÓN

GRAN MIÉRCOLES SANTO Divina Liturgia de los Dones Presantificados 24 de abril de 2019 7:00 pm
GRAN JUEVES SANTO La Santa y Redentora Pasión de Nuestro Señor Jesucristo Maitines de los 12 Evangelios 25 de abril de 2019 6:00 pm
GRAN VIERNES SANTO Solemne Traslado del Epitafios Vísperas del Gran Viernes Santo 26 de abril de 2019 7:00 pm Lectura de los Salmos Frente a la Tumba 11:00 pm
GRAN SÁBADO SANTO La Santa Resurrección de Nuestro Señor Dios y Salvador Jesucristo El Oficio Pascual 27 de abril de 2019 10:00 pm