Ir al contenido principal

Mártires Adrián y Natalia

Adrián y Natalia eran esposos, ambos de nobles y ricas familias en Nicomedia. Adrián era el gobernador del Pretorio y un pagano; Natalia era cristiana secretamente. Eran jóvenes y vivieron en matrimonio por sólo trece meses antes de su martirio. Cuando el malvado emperador Maximiano visitó Nicomedia, ordenó que cristianos fuesen arrestados y torturados. En una cueva cerca de la ciudad, veintitrés cristianos estaban escondidos. Alguien los delató a las autoridades, y fueron azotados cruelmente con látigos de bueyes y barras, luego siendo encarcelados. Después fueron sacados de la prisión y traídos ante el Pretor para registrar sus nombres. Adrián observó a ésta gente, torturados pero pacientes, serenos y mansos, y les hizo decir bajo juramento qué esperaban ellos de su Dios como para aguantar tantos tormentos. Ellos le hablaron de la bienaventuranza de los justos en el Reino de Dios. Oyendo esto, y observando de nuevo a ésta gente, Adrián dijo repentinamente al escriba: «Anota mi nombre con los de estos santos; yo también soy un cristiano». Cuando el Emperador oyó esto, le preguntó: «¿Has perdido la razón?». Y Adrián contestó: «¡No la perdí, sino que la encontré!». Al enterarse Natalia se regocijó grandemente, y cuándo Adrián fue encadenado con los otros en la prisión, ella vino a ministrarle a todo ellos. Cuándo azotaron y sometieron a su esposo a varios tormentos, Natalia lo alentó a perseverar hasta el fin. Tras largos tormentos y encarcelamiento, el Emperador ordenó que se trajera un yunque para que se rompieran con un marrón los brazos y piernas de los prisioneros. Esto se llevó a cabo y Adrián, junto con los veintitrés hombres, expiraron en medio de grandes tormentos. Natalia llevó las reliquias a Constantinopla y los enterró honorablemente allí. Unos días después, Adrián se apareció a Natalia envuelto en luz y belleza, llamándola a venir a Dios; y ella entregó su espíritu a Dios en paz.

 
 
EL ICONO DE LA MADRE DE DIOS DE VLADIMIR

El Icono de la Madre de Dios de Vladimir fue pintado por el Evangelista Lucas sobre una parte de la mesa en la que el Salvador comía junto con su Purísima Madre y el justo José. La Madre de Dios, al ver esta imagen, exclamó: «¡Desde ahora todas las generaciones me llamarán bienaventurada! Que la gracia de mi Hijo y la mía sean con éste ícono».

En el año 1131 el ícono fue enviado desde Constantinopla al santo Príncipe Mstislav en Rus', y fue instalado en el monasterio de Deviche en Vishgorod - la antigua ciudad de la santa Princesa Olga, Igual-de-los-apóstoles. San Andrés Bogoliubsky llevó el ícono a la ciudad de Vladimir en 1155 y lo instaló en la conocida Catedral de la Dormición, construida por él. Fue en este tiempo que el icono recibió su nombre del «Icono de Vladimir». Finalmente, el icono fue traído a Moscú en el año 1395. Así la bendición de la Madre de Dios ató los lazos espirituales de Bizancio y Rus' - a través de Kiev, Vladimir y Moscú.

La fiesta del Icono de la Santísima Madre de Dios de Vladimir ocurre varias veces durante el año (21 de mayo, 23 de junio, y 26 de agosto). La celebración más solemne ocurre el 26 agosto - la fiesta establecida en honor del Encuentro del Icono durante su traslado de Vladimir a Moscú. En el año 1395, el terrible khan conquistador Tamerlán (Temir Aksak) llegó a la frontera de Riazán, tomó la ciudad de Elets, y avanzando hacia Moscú se acercó a la ribera del río Don. El gran Príncipe Basilio Dimitrievich se dirigió con su ejército a Kolomna, pero se detuvo a orillas del río Oka. Allí oró a los santos Jerarcas de Moscú y al Monje Sergio por la liberación de la patria, y escribiendo al santo Metropolitano Cipriano de Moscú, le indicó que el cercano ayuno de la Dormición debía ser dedicado a solícitas oraciones por misericordia y arrepentimiento. El clero fue enviado a Vladimir, donde el milagroso ícono se encontraba. Después de la Divina Liturgia y un servicio de oración (molieben) en la fiesta de la Dormición, el clero tomó el ícono trasladándolo a Moscú en una procesión. A lo largo del trayecto, y a ambos lados del camino, una multitud innumerable rogaba de rodillas: «¡Oh Madre de Dios, salva la tierra de Rusia!» En esa misma hora, cuando la gente de Moscú salía al encuentro del Icono de Vladimir en el Campo de Kuchkov, Tamerlán dormía en su tienda. De repente vio en un sueño una gran montaña, y en su cima estaban los santos Jerarcas con báculos dorados, y sobre ellos resplandecía una mujer majestuosa. Ella le ordenó que saliera de los dominios de Rusia. Despertando con gran temor, Tamerlán preguntó el significado de la aparición. Los expertos le contestaron que la dama resplandeciente era la Madre de Dios, la gran protectora de los cristianos. Tamerlán dio entonces la orden de que sus tropas se retiraran. Para conmemorar la liberación milagrosa de la tierra rusa de la mano de Tamerlán en el Campo de Kuchkov, se construyó el Monasterio del Encuentro donde el Encuentro del Icono de Vladimir sucedió, y el 26 de agosto se estableció la celebración en el honor del Encuentro del Icono de la Santísima Madre de Dios.

Comentarios

Entradas populares de este blog

¡MEMORIA ETERNA AL PRIMER SACERDOTE ORTODOXO PUERTORRIQUEÑO!

Por
Á. M. Nieves-Rivera

Por la gracia de Dios tuvimos la oportunidad de conocer y compartir brevemente en sus últimas semanas de vida con un sencillo y polifacético hombre, de quien mucho se ha dicho más nunca conoceremos los pormenores de su vida en su totalidad.  El nombre de pila de Padre Pedro fue Pedro Tomás Pérez Nazario (nació un 22 de diciembre de 1932 y falleció un 22 de febrero de 2012) y fue tonsurado sacerdote de la Iglesia Católica Apostólica Ortodoxa un 30 de abril de 1972 en Bayamón, Puerto Rico.  Aunque retirado del sacerdocio, Padre Pedro fue un buscador de la verdad y como San Lazaro vivió en la pobreza en medio de la pomposa  Área Metropolitana.  Fue el Padre Juan Carlos Ríos (Misión de la Santa Protección de la Theotokos, Kissimmee, FL) quien por primera vez nos trajo a nuestra atención la historia olvidada de este caballero, de quien muchas historias existen más pocas se conocen.  De entre sus atributos se …

Visita de un Antiguo Amigo

El 23 de abril de 2018 la Misión Ortodoxa San Juan Clímaco recibió la visita de Padre Timoteo Creemens, quien es sacerdote de la Iglesia Ortodoxa en América (OCA) en el estado de Pennsylvania. Esta visita fue bien significativa porque Padre Timoteo guió a la Familia Justiniano durante su jornada para entrar a la Santa Iglesia Ortodoxa hace más de 20 años atrás. Durante su estadía pudo disfrutar de la belleza de Puerto Rico y lugares históricos de San Germán y Viejo San Juan. El domingo 29 de abril Padre Timoteo cosirvió la Divina Liturgia junto a Padre Gregorio y hasta hizo el esfuerzo de hacer algunas exclamaciones en español. En la predicación, Padre Timoteo nos recordó que todos somos como el paralítico, siendo paralizados por nuestras pasiones. El exhortó a la comunidad a responder la pregunta que hizo El Señor al paralítico: "¿Quieres ser sanado?" También nos recordó que El Señor nos provee todo y solamente tenemos que responder a ese llamado.


Al finalizar la Divina Lit…

Semana de la Pasión

SEMANA DE LAPASIÓN

GRAN MIÉRCOLES SANTO Divina Liturgia de los Dones Presantificados 24 de abril de 2019 7:00 pm
GRAN JUEVES SANTO La Santa y Redentora Pasión de Nuestro Señor Jesucristo Maitines de los 12 Evangelios 25 de abril de 2019 6:00 pm
GRAN VIERNES SANTO Solemne Traslado del Epitafios Vísperas del Gran Viernes Santo 26 de abril de 2019 7:00 pm Lectura de los Salmos Frente a la Tumba 11:00 pm
GRAN SÁBADO SANTO La Santa Resurrección de Nuestro Señor Dios y Salvador Jesucristo El Oficio Pascual 27 de abril de 2019 10:00 pm