Ir al contenido principal

Entradas

Mostrando entradas de enero, 2016
La Parábola de las Vírgenes
En la parábola de las Vírgenes prudentes y las Vírgenes necias (Mt. 25:1-13) cuando estas
últimas carecieron de aceite, se les dijo: "Id a comprarlo al mercado." Pero al regresar, ellas
encontraron la puerta de la cámara nupcial cerrada y no pudieron entrar. Algunos estiman que la
falta de aceite en las Vírgenes necias simboliza la insuficiencia de acciones virtuosas hechas en
el curso de su vida. Tal interpretación no es enteramente justa. ¿Qué carencia de acciones
virtuosas podía haber ya que ellas eran llamadas vírgenes, aunque necias? La virginidad es una
gran virtud, un estado casi angélico, pudiendo reemplazar todas las otras virtudes. Yo, miserable,
pienso que les faltaba justamente el Espíritu Santo de Dios. Practicando las virtudes, estas
vírgenes, espiritualmente ignorantes, creían que la vida cristiana consistía en estas prácticas.
Hemos actuado de una manera virtuosa, hicimos obras piadosas, pensaban ellas, sin inquietarse
por haber recibido, o n…