Ir al contenido principal

Entradas

Mostrando entradas de noviembre, 2016
La Palabra Sobre La Oración
Quien ama a Dios, Lo recuerda siempre, y esta memoria atrae la oración. Si no vas a recordar a Dios, tampoco vas a rezar, y sin esto el alma no permanece en el amor Divino, porque la oración atrae la gracia del Espíritu Santo. La oración protege al hombre del pecado, porque el que reza piensa en Dios y humildemente está ante Dios, a quien conoce el alma del que reza. La oración se da al orante, como dicen las Escrituras, pero una oración solo por costumbre, sin arrepentimiento en el corazón de los pecados no es deseable a Dios. El alma amante tiene necesidad de rezar porque es atraída por la Gracia que conoció en la oración. Tenemos templos para rezar. En los templos el servicio se hace de acuerdo con los libros, pero ellos no están siempre a nuestro alcance, pero la oración interior del alma está siempre contigo. El Espíritu de Dios vive en el templo y ahí hay servicios religiosos, pero el alma humana es el mejor templo, y quien reza en el alma tiene el mund…