Ir al contenido principal

LINSENSIBILIDAD
San Juan Clímaco


1. La insensibilidad, tanto si afecta al cuerpo o al espíritu, es muerte de todo sentimiento; resulta de una prolongada negligencia y lleva a la pérdida de toda sensación.

2. La insensibilidad es negligencia convertida en hábito; es negligencia calificada; porque cuando arraigó y se apoderó del alma, se convierte por costumbre en dureza y obstinación habitual, así como el agua, helada por mucho tiempo, se convierte en cristal. Es hija de la presunción, barrera del fervor, lazo de la fortaleza, atraso en la contrición, puerta de la desesperación, destierro del temor de Dios y madre del olvido, que una vez engendrado aumenta la insensibilidad, viniendo a ser, así, madre de su propia madre.

3. El insensible es un filósofo sin cordura, un predicador que se contradice, un maestro ciego que pretende enseñar a ver a los demás. Diserta sobre cómo curar las llagas mientras él mismo las irrita. Se queja de una enfermedad y no cesa de comer cosas que le perjudican. Predica contra los vicios y cae en ellos. Grita; "¡Hago mal!" y no por eso deja de perseverar en el mal (la boca predica contra el vicio y el cuerpo lucha por alcanzarlo). Platica sobre la abstinencia y trabaja por satisfacer la gula.


Alaba la obediencia y es el primero en desobedecer; alaba las vigilias y se deja vencer por el sueño; alaba la oración y huye de ella como de un azote. Ensalza a los que no se aferran a bienes terrenos y él disputa por un trozo de paño.

Cuando se siente ahíto, se arrepiente de haber comido, y pasado un tiempo se vuelve a hartar. Dice que el silencio es bendito y habla demasiado alabándolo. Recomienda la mansedumbre y se enfada adoctrinando sobre ella. Así añade un pecado a otro pecado.

Cuando se mira a sí mismo gime, pero vuelve de inmediato a realizar las cosas que le provocaron los gemidos. Condena la risa, y sonriendo trata de la virtud del llanto; se acusa de codiciar la gloria y la busca; polemiza sobre la castidad y mira con deshonestidad. Alaba a los seguidores de la soledad, mas permanece en el siglo.

Es su propio acusador, pero no toma conciencia, no puede decir "no puedo."

4. Vi a muchos que, oyendo hablar sobre la muerte y el juicio final, lloraban; y mientras todavía derramaban lágrimas, corrían a comer. Y me maravilló ver cómo, a consecuencia de una profunda insensibilidad, esa tirana señora, la gula, puede prender al mismo llanto.

5. A pesar de mi poco saber, me parece haber descubierto las heridas que deja esta endurecida señora. Y si hay alguien que, ayudado por el Señor pueda curarlas, no dude en hacerlo. Porque yo confieso que sólo azotándola con dos látigos, uno el temor de Dios, y otro la infatigable oración, he logrado confesar mi flaqueza.

Y así esta tirana me ha dicho: "Mis aliados se ríen cuando ven los muertos, en la oración son duros como las piedras y están envueltos en tinieblas, y llegan a la sagrada mesa del altar como si fuesen a comer cualquier manjar. Cuando veo a alguien llorar, me burlo; de mi padre aprendí a matar los frutos de la generosidad. Soy madre de la risa, nodriza del sueño, amiga del hartazgo; el ser reprendida no me entristece, soy compañera inseparable de la falsa piedad."

6. Espantado y asombrado por sus palabras, le pregunté el nombre de su padre: "No tengo un solo progenitor, sino que de muchos desciendo — me dijo — . El hartazgo me fortalece, el tiempo me hace crecer, los malos hábitos me afirman. Los que conservan estas costumbres no se librarán jamás de mí."

Persevera con vigilias, medita sobre el juicio de Dios. Mira la ocasión en que nació en ti y pelea con esa madre. Entra donde están enterrados los muertos y ora, y lleva en tus ojos su imagen sin borrarla de tu memoria. Y si no dibujas con el duro pincel del ayuno, nunca vencerás.






Comentarios

Entradas populares de este blog

¡MEMORIA ETERNA AL PRIMER SACERDOTE ORTODOXO PUERTORRIQUEÑO!

Por
Á. M. Nieves-Rivera

Por la gracia de Dios tuvimos la oportunidad de conocer y compartir brevemente en sus últimas semanas de vida con un sencillo y polifacético hombre, de quien mucho se ha dicho más nunca conoceremos los pormenores de su vida en su totalidad.  El nombre de pila de Padre Pedro fue Pedro Tomás Pérez Nazario (nació un 22 de diciembre de 1932 y falleció un 22 de febrero de 2012) y fue tonsurado sacerdote de la Iglesia Católica Apostólica Ortodoxa un 30 de abril de 1972 en Bayamón, Puerto Rico.  Aunque retirado del sacerdocio, Padre Pedro fue un buscador de la verdad y como San Lazaro vivió en la pobreza en medio de la pomposa  Área Metropolitana.  Fue el Padre Juan Carlos Ríos (Misión de la Santa Protección de la Theotokos, Kissimmee, FL) quien por primera vez nos trajo a nuestra atención la historia olvidada de este caballero, de quien muchas historias existen más pocas se conocen.  De entre sus atributos se …

Visita de un Antiguo Amigo

El 23 de abril de 2018 la Misión Ortodoxa San Juan Clímaco recibió la visita de Padre Timoteo Creemens, quien es sacerdote de la Iglesia Ortodoxa en América (OCA) en el estado de Pennsylvania. Esta visita fue bien significativa porque Padre Timoteo guió a la Familia Justiniano durante su jornada para entrar a la Santa Iglesia Ortodoxa hace más de 20 años atrás. Durante su estadía pudo disfrutar de la belleza de Puerto Rico y lugares históricos de San Germán y Viejo San Juan. El domingo 29 de abril Padre Timoteo cosirvió la Divina Liturgia junto a Padre Gregorio y hasta hizo el esfuerzo de hacer algunas exclamaciones en español. En la predicación, Padre Timoteo nos recordó que todos somos como el paralítico, siendo paralizados por nuestras pasiones. El exhortó a la comunidad a responder la pregunta que hizo El Señor al paralítico: "¿Quieres ser sanado?" También nos recordó que El Señor nos provee todo y solamente tenemos que responder a ese llamado.


Al finalizar la Divina Lit…

Semana de la Pasión

SEMANA DE LAPASIÓN

GRAN MIÉRCOLES SANTO Divina Liturgia de los Dones Presantificados 24 de abril de 2019 7:00 pm
GRAN JUEVES SANTO La Santa y Redentora Pasión de Nuestro Señor Jesucristo Maitines de los 12 Evangelios 25 de abril de 2019 6:00 pm
GRAN VIERNES SANTO Solemne Traslado del Epitafios Vísperas del Gran Viernes Santo 26 de abril de 2019 7:00 pm Lectura de los Salmos Frente a la Tumba 11:00 pm
GRAN SÁBADO SANTO La Santa Resurrección de Nuestro Señor Dios y Salvador Jesucristo El Oficio Pascual 27 de abril de 2019 10:00 pm