Ir al contenido principal

Entradas

Mostrando entradas de julio, 2017

El Ecumenismo

EL ECUMENISMOPrólogo Nuestra Iglesia Ortodoxa es por su naturaleza católica y naturalmente ecuménica (universal). Tiene sus brazos abiertos a todos los hombres, de cada raza y en toda época, y les llama venir cerca de ella. El Cristo, que es su cabeza, se dirige diacrónicamente al mundo “venid a mí todos “, mientras paralelamente manda Sus alumnos “en todos los pueblos” a enseñar el Evangelio de la sanación y salvación. Esta cualidad o característica natural y compositora de ecumenidad-universalidad hoy la reivindican dos movimientos que expresan el espíritu de la época actual: el Ecumenismo y la Globalización. La Globalización se impulsa por potentes fuerzas político-económicas y proyecta un modelo de una humanidad unificada; en cambio el ecumenismo se mueve en el ámbito religioso, buscando la realización del sueño de un Cristianismo unificado, finalmente apuntando a una religión ecuménica, una Πανθρησκεία (panzriskía, todareligión, o interreligión). En este folleto intentamos apunta…

La Iglesia Ortodoxa

La Ortodoxia es la Única Verdad
Muchos consideran que la Ortodoxia es una de las muchas “iglesias”. Es decir, un aspecto del cristianismo, otros consideran la Ortodoxia como una religión. Ortodoxia en el sentido literal significa correcta doxa(gloria, fe y opinión). No es una de las “iglesias” porque es la Una y verdadera Iglesia de Cristo. Esto naturalmente no es arrogancia sino la VERDAD. Puesto que el Señor ha constituido sólo una Iglesia, ¿cómo nosotros hablamos de muchas? Tampoco la Ortodoxia se puede llamar religión, porque la religión es una superstición; cada religión intenta cubrir las necesidades psicológicas del hombre. Al contrario la Ortodoxia sana al hombre padeciente psicológicamente (se entiende a todo hombre) y le hace santo, esto es la grandiosa y tangible demostración de la Ortodoxia. Hablando sobre la Ortodoxia no debemos repetir el error de Pilato, cuando preguntó a Cristo: “Qué es la verdad” (Jn 18,38). Lo correcto, lo ortodoxo es: “Quién es la verdad”. Porque la v…